Hace tres años que surgió el movimiento de Las Periodistas Paramos, tres años en los que no he parado de aprender de otras mujeres periodistas, con las que he tejido fuertes redes y en las que he encontrado complicidad, consuelo, diversión y compromiso, siempre desde la profesionalidad.

Ese marzo de 2018 si algo demostramos es que somos las más rápidas en organizarnos, en unos días conseguimos que compañeras de toda España y muchas periodistas españolas que trabajaban en otros países suscribiéramos un Manifiesto, que recoge las reivindicaciones de un sector en el que sufrimos el mismo machismo que el resto de las mujeres: precariedad, inseguridad laboral, brecha salarial, techo de cristal, acoso sexual o ninguneos, pero con las particularidades asociadas a nuestra profesión.

Faltaban unos días para el 8 de marzo y se había convocado una Huelga Internacional de Mujeres (sí, con mayúsculas, como hecho único en la Historia). Había mucha confusión en todos los centros de trabajo… ¿Cuántas horas se haría huelga, jornada completa?  “Los hombres queremos hacer huelga para apoyar a las mujeres”… decían algunos.

Las periodistas de El País tomaron la iniciativa y en una reunión improvisada decidieron ir a la Huelga y correr la voz. Y como si algo tenemos las periodistas es amigas, conocidas y compañeras en toda España… entre esa noche y el día siguiente no había comunicadora que no se hubiera enterado. Llamadas, mensajes de WhatsApp, correos electrónicos para que la huelga fuera masiva corrían por los dispositivos de toda España, y es que todas teníamos claro que la relevancia social de nuestro trabajo iba a ser fundamental para el éxito de la convocatoria. Como así fue.

Conexión Coruña-Granada “Las Periodistas Paramos”

Un viernes al mediodía, a una semana del 8M, me llegó desde Coruña el mensaje de una amiga de El País, Sonia Vizoso, “esto te va a interesar”, todas mis neuronas se pusieron alerta y enseguida contacté con Lola Fernández. A última hora de la tarde ya teníamos un grupo de WhatsApp con cerca de 80 mujeres comunicadoras de Granada y provincia a favor de la huelga feminista.

Se sucedieron unos días de frenética actividad, se creó un grupo de Telegram al que nos sumamos miles desde todos los puntos de España, era emocionante ver cómo desde las caras más conocidas de las televisiones, a chicas jóvenes, periodistas veteranas, profesionales de todos los medios, corresponsales en el extranjero, paradas, freelancers… todas estábamos convencidas de que nuestro papel iba a ser fundamental para el éxito de la convocatoria de huelga.

Se redactó el Manifiesto Las periodistas paramos, que suscribimos más de 8000 mujeres periodistas y en toda España convocamos actos de lectura del mismo. El nuestro fue la mañana del 8 de Marzo, en la Fuente de las Batallas, y tuvimos el honor y el lujo de que Rosa María Calaf, admirada y veterana periodista, una de las pocas mujeres corresponsales de guerra española, nos acompañara y participara en el mismo.

Fue un rotundo éxito, los compañeros de los medios de comunicación nos apoyaron y cubrieron el acto informativo.

Y por la tarde, la Manifestación, con Mayúsculas, la más multitudinaria jamás vista en Granada en el Día Internacional de la Mujer. Había taaaanta gente, taaaantas mujeres, de todas las edades que era casi imposible avanzar por la Gran Vía. Las compañeras rezagadas no conseguían llegar hasta donde estábamos con nuestra pancarta deLas Periodistas Paramos. Llamábamos la atención coreando nuestro lema “Sin Feminismo, no hay Periodismo”.

Ese mismo año, en junio, tuvo lugar en Madrid la primera asamblea nacional de mujeres periodistas para visibilizar nuestro papel en la profesión y nos organizamos en cinco grupos de trabajo. De ahí surgió Comunicadoras8M, Plataforma independiente de mujeres feministas periodistas y profesionales de la comunicación, en la que colaboro desde sus inicios, como enlace con Comunicadoras Granada.

En España antes del 8M de 2018 éramos muchas las profesionales que ya estábamos trabajando por un periodismo con perspectiva de género, y había algunas asociaciones, pero es a partir de entonces cuando se fundan en todos los territorios, y actualmente estamos constituidas como Red Estatal de Comunicadoras Feministas.

Me siento afortunada de haber vivido tan intensos momentos y de seguir trabajando con compañeras de todos los territorios.

En el 8M de 2018 hice huelga, y días después, otras mujeres que no pudieron hacerla me dieron las gracias, se sentían representadas por todas nosotras

Tres años después, la situación no solo no ha mejorado, si no que debido a la tremenda crisis que ha provocado la pandemia, se ha agudizado la precarización laboral de las periodistas y trabajadoras de medios. Ha aumentado la violencia física y psicológica ejercida en el ámbito doméstico hacia las mujeres; y el racismo y el sexismo.

Vamos mal, muy mal, y aunque con muchas dificultades, ya que ser mujer y trabajar en el mundo del periodismo y los medios de comunicación no es fácil, seguiremos luchando para que los prejuicios y estereotipos sobre las mujeres desaparezcan de los medios de comunicación, y de la sociedad. Seguiremos dando voz a todas las mujeres, les daremos el espacio que les corresponde como sujetos de la noticia, como expertas, como opinadoras, para que siendo más de la mitad de la población mundial se cuente con su visión y su talento. Solo así se conseguirá una sociedad en la que la Igualdad sea una realidad y no solo un deseo.

Desde ese 8M de 2018, somos muchas las mujeres periodistas y comunicadoras en España que estamos trabajando para conseguir que se hagan realidad las reivindicaciones del Manifiesto Las Periodistas Paramos

Hoy, Comunicadoras Granada es una realidad

Y hasta aquí de dónde venimos, tres años en los que, aunque no ha sido fácil, hemos trabajado y conseguido seguir unidas, nuestra constancia ha conseguido que hoy Comunicadoras Granada sea una asociación legalmente constituida, con Estatutos propios. Hemos organizado diversas actividades formativas, como el taller de edición para Wikipedia de WikiMujeres, que nos impartió magistral y generosamente Montse Boix. Y más recientemente, en formato virtual, las Jornadas Violencia de Género, Igualdad y Comunicación en la Universidad de Granada. Desgraciadamente, la pandemia nos ha obligado a posponer algunos de los proyectos presenciales como el Taller para medios de comunicación sobre tratamiento de las informaciones sobre violencia machista.

Tenemos perfiles en redes sociales, Facebook, Twitter e Instagram, web propia http://comunicadorasgranada.com/, y este 8M estrenamos podcast para rescatar del ostracismo la historia de aquellas mujeres olvidadas, con la figura de la valiente pintora granadina Aurelia Navarro https://www.ivoox.com/rescatando-nuestra-historia-aurelia-navarro-audios-mp3_rf_66356459_1.html

Además, hemos sido reconocidas con una distinción especial con motivo del #25N, Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres en la VIII edición de los Premios Menina, por la Subdelegación del Gobierno en Granada.

Nuestro empeño no ha cambiado desde ese #8M2018, seguimos trabajando para erradicar la visión parcial de la realidad que tantas veces ofrecen los medios y en la que falta la presencia y aportaciones de las mujeres, con el convencimiento de que el Feminismo también es necesario para mejorar el Periodismo.

Acerca de la autora

Luz Sánchez Gámez

Periodista. Trabaja en Comunicación de la Universidad de Granada. Convencida de la necesidad de incorporar a la Comunicación la perspectiva de género.